El manejo eficiente de los residuos sólidos es un negocio rentable para la empresas

En Colombia se ha avanzado increíblemente en estos últimos años en materia de políticas de regulación para el manejo de residuos sólidos aprovechables, a tal punto que hasta la fecha se han emitido distintas leyes y decretos que buscan reglamentar la prestación del servicio público de aseo, las cuales hacen un claro énfasis en el reciclaje y deben ser tenidas en cuenta por los entes territoriales al momento de formular los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos (PGRIS).

 

La pertinencia de estas medidas se puede ver evidenciada en la cifra que genera anualmente este creciente negocio: $700.000 millones en promedio en todo el país. Si analizamos que en Medellín solo se aprovecha el 19,2% de los residuos generados, según la secretaría de Medio Ambiente, y tenemos en cuenta que el panorama es similar en el resto de ciudades; podríamos llegar a considerar que no es una cifra tan pequeña para una actividad económica en crecimiento que, literalmente, desecharla como basura es lo normal.

 

Para el año 2019 la secretaría de Medio Ambiente de Medellín proyecta alcanzar la meta de aprovechar el 25 por ciento de los residuos, lo que abre más las puertas a este nicho de negocio que cada vez se hace más rentable y podría representar una forma alternativa de generar ingresos para cualquier empresa. Lo que queda ahora es pensar cómo participar eficientemente en esta oportunidad, ya que se deben enfrentar inconvenientes tales como la clasificación, el almacenaje y el transporte de los residuos para desarrollar un óptimo aprovechamiento.

 

Photo by Alex Lamb on Unsplash

 

Conciencia, compromiso y capacitación es lo que se requiere para solucionar el problema de la clasificación de los residuos, todos los integrantes del ecosistema laboral de las empresas deben fluir hacia la misma meta: aprovechar la mayor cantidad de material sobrante de los procesos productivos. El almacenaje y el transporte son cuestiones logísticas que se deben planear minuciosamente, optimizar hasta el último detalle, lograr una eficiencia representativa para que se vea reflejada en el precio de venta de los residuos.

 

Cuando se trata de logistica de residuos, una de las mejores opciones es compactar estos materiales previamente clasificados, ya que así se mejora indiscutiblemente su disposición: el almacenaje se simplifica y el transporte se hace más práctico, ya que ocupan menos espacio y se apilan con mayor facilidad. Para lograrlo se requiere una prensa mecánica o compactadora; actualmente en el mercado se puede encontrar gran variedad en tamaños y tipos de uso, pueden compactar desde papeles hasta aluminio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *